lunes, 16 de septiembre de 2013

Mentiras que matan, según 5° 1° Sociales Turno Mañana

En 5° 1° sociales turno mañana, en la materia Cultura, Comunicación y Sociedad, miramos la película “Mentiras que matan” (Barry Levinson, 1997, Estados Unidos). Entre todos analizamos lo que narra la película para comprender cómo los medios de comunicación pueden llegar a construir la información. A continuación presentamos el análisis que realizaron algunos alumnos.


 "Mentiras que matan", según Adriana Aillón

La película “Mentiras que matan” trata de un grupo de personas que tiene como objetivo lograr que el presidente norteamericano gane la relección. Pero su campaña electoral se ve afectada porque es acusado de abuso sexual a una niña.
El grupo de personas que están a cargo de su campaña inventan una guerra con Albania para así poder llamar la atención de los medios de comunicación y que no se concentren solamente en el tema del abuso.
La “guerra” “finaliza” cuando estos propagandistas son descubiertos por la CIA. Un productor de cine inventa que en Albania hay un soldado estadounidense apodado Zapato al que se debe rescatar. Esta mentira conmueve y compra la sensibilidad del público. A pesar de haber varias complicaciones y una serie de hechos desafortunados, logran cumplir su objetivo y que el presidente sea relecto, porque los votantes norteamericanos son convencidos de la importancia de haber evitado un ataque terrorista. 
La película me parece demasiado exagerada porque creo que es imposible hacer creer a la gente semejante mentira. Por otra parte, muestra cómo estamos influenciados por los medios de comunicación y la manera en que influyen en nuestros sentimientos. Por ejemplo, si los canales de televisión no hubieran estado hablando incansablemente del supuesto “héroe” Zapato, los ciudadanos se habrían comportado de otra manera.
Otro acontecimiento de la película que pasa en la vida real es el abuso de poder. Por ejemplo, cuando el productor quiere decir que fue él quien inventó la guerra, es asesinado. Personalmente no me gustó la película porque al verla me di cuenta de lo influenciables que somos para las personas que tienen poder político. Además, la película hace quedar a los ciudadanos estadounidenses como unos tontos porque una mentira tan grande no se puede tapar tan fácilmente. Es poco realista, a pesar de que algunos hecho suceden realmente.

“Mentiras que matan” según Micaela Coronel.

Faltando once días para que lo den como ganador de un nuevo período, el presidente de los Estados Unidos es acusado de abuso sexual a una niña. Al ser presidente, se hace lo que él demande. Por eso sus representantes contratan a un exitoso productor de Hollywood para montar en un estudio la grabación de una escena que trata de una guerra con Albania. Estos mensajes distraen la atención del público y el presidente es votado nuevamente porque es considerado “un buen presidente” que lucha contra el terrorismo internacional. Toda esta dramatización, mentira y falsedad nos demuestra la gran influencia que tienen los medios para nosotros, el pueblo. Cómo pueden llegar a cambiar cualquier postura. También nos demuestra que no siempre lo que publican los medios de comunicación es la verdad.

“Mentiras que matan”, según Cinthia Suárez.

Todo comienza cuando llaman a Conrad Brean, un agente publicitario, para que ayude a tapar una noticia en plena campaña electoral. El presidente de Estados Unidos es acusado de haber abusado de una menor en la Casa Blanca. La pregunta es: ¿Cómo hacer para tapar esta escandalosa noticia y que pase desapercibida? Entonces surge la idea de crear una guerra contra Albania para distraer a las personas. Primero hacen un cortometraje mostrando imágenes de esta guerra inventada. Para lograrlo, piden ayuda a Stanley Motts, un productor de Hollywood, quien inventa que los albaneses tienen una bomba que tirarán en Estados Unidos.
Mientras inventan y difunden estas y otras mentiras, los publicistas son descubiertos por la CIA y deben pensar en cómo seguir con la mentira. Se les ocurre que un soldado de apellido Zapato quedó prisionero en Albania. Difunden su foto y hasta crean una vieja canción llamado “Good old Shoe”. Cuando van a su rescate se dan cuenta de que el supuesto soldado valiente es un convicto que violó a una monja y por su locura tiene que tomar pastillas. En un viaje en avión, éste se estrella, el soldado Schuman (Zapato) se escapa, intenta violar a otra mujer y el padre de la misma lo asesina. Finalmente, lo traen como muerto por el accidente aéreo como un gran héroe de guerra. El presidente logra ganar las elecciones y en los medios se dice que es gracias a las campañas publicitarias. El producto Motts quiere reconocimiento pero es imposible porque en ese ataúd llevan al soldado Zapato con todas las mentiras. Terminan matando al productor Motts para que no cuente toda la verdad.
Esta película esta basada en lo que pasó con el presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, sobre quien se dice que mantuvo relaciones sexuales con una becaria que visitó la Casa Blanca.

“Mentiras que matan”, según Facundo Campos.

La película “Mentiras que matan” es un documental-drama, que si pasó de verdad o no, podría estar pasando en algún país o ciudad.
Faltando pocos días para las elecciones, el presidente de Estados Unidos es acusado de abuso sexual a una niña en el Salón Oval de la Casa Blanca. Entonces convocan a Conrad Brean para que solucione el problema. También esta la asesora del presidente, Winifred Ames, quien recibe su primera lección instantes después de conocer a Brean. Ames le pregunta: “¿No importa si no es verdad?” y Brean responde: “No se trata de desentrañar la verdad, sino de operar en la superficie discursiva de lo verosímil”.


El escándalo fue tan grande que solo podía cubrirse con una historia extrema, que en esta película es una “guerra” contra Albania y convocan a Stanley Motss, un productor de films de Hollywood para que invente las noticias filmando cortos. Brean le dice a Motts que nunca puede contar la verdad, pero Motts se rebela y para que no cuente nada, es asesinado. La película tiene un final muy atrapante y dudoso. Muy buena peli para ver con los alumnos adolescentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario