viernes, 11 de octubre de 2013

Ensayo de Nicolás Arévalos

Hoy publicamos el ensayo “Lucas Foster o enamorarse de una fantasía”de Nicolás Arévalos de 5° 1° ARLI, realizado en la materia Inv. Literaria dictada por la profesora Adriana Fábregas.


  En la novela “La caída” de Beatriz Guido la protagonista queda cautivada por un hombre del que sólo sabe lo que le contaron, sumado a su pensamiento e imaginación. Me refiero a Lucas Foster, el tío de los niños Cibils. Este escritor-viajante con su misterio se gana un lugar primordial en la historia a pesar de estar ausente la mayor parte de ella. Pero ¿por qué una persona puede llegar a enamorarse de otra sin conocerla?
  Para explicar esto tal vez sea necesario indagar en las motivaciones del personaje de Albertina: es una joven que ha pasado la vida leyendo los libros de su padre en la casa de San Nicolás, donde creció, libros y novelas de una gran variedad, desde los meramente instructivos y educativos, hasta aquellos que serían obras literarias del más alto nivel. Al no tener más compañía que sus tías solteronas entra en contacto con la literatura. Así, entre lecturas, comienza a imaginar que su vida podría cambiar cuando llegue el hombre de sus sueños, un apuesto caballero para llevársela lejos a vivir la pasión, el romance y la aventura.
  Al llegar a Buenos Aires para estudiar Letras  se hospeda en la casa de los Cibils y comienza a escuchar las cosas que cuentan los niños sobre su querido tío, así ella encuentra lo que siempre había soñado…

  Lo bueno de las fantasías es que pueden adecuarse a lo que uno desea, son perfectas en nuestra imaginación. La idealización de una persona por medio de los propios pensamientos hace muy sencillo quedar cautivado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario